(Relato de porno gratis sobre una stripper negra que sí que sabe tratar bien a sus seguidores…):

¡Haz que tu pene luzca mas grande en 5 minutos!

Suscríbete a nuestra revista electrónica gratis y recibirás útiles sugerencias para mejorar tu desempeño sexual.

Puedes terminar tu suscripción en cualquier momento

El que persiste al final consigue sus objetivos. No olvidéis esto nunca. Así es como me follé a Megan, la negra tetona que baila en ese club tan conocido. Sí, seguro que has ido alguna vez.

Es toda una artista, la mejor en el baile de barra que he visto jamás. Su cuerpo es una bomba sexual y sabe explotarlo como ninguna. Quizá en el tema de acrobacias no sea la mejor, pero lo compensa con su desparpajo con los clientes, con sus poses de lo más sensuales y su capacidad para mostrar solo lo justo, y tiene tanto que mostrar… Hace que cada día la desees un poco más, que te enganches como en las máquinas tragamonedas de los casinos.

porno gratis

He de reconocer que me he obsesionado un poco de ella, pero de una forma sana, como a quien le gusta un cantante o una banda. Un día (que había bebido un poco de más, todo hay que decirlo), me envalentoné y me colé en los camerinos para dejarle un ramo de flores. Caí bien al personal del club de striptease y hasta ahora no me han echado.

Como además soy buen cliente y dejo buenas propinas, he logrado que cada visita al club me valga para acercarme un poco más a ella, como un fan que desea que le firmen la camiseta (la entrepierna más bien). Megan ya me reconoce en sus actuaciones y me dedica guiños privados.

El otro día me colé otra vez en su camerino para pedirle un autógrafo para un amigo (ya veis que ahora acepto encargos también), y la sorprendí en pleno calentamiento en la barra instalada en su camerino. Al principio la noté un poco incómoda, porque como buena profesional necesita calentar antes de las actuaciones, pero debí de pillarla también en un momento de excitación.

El caso es que para mi sorpresa acabó bajándome el pantalón en un ataque de locura, y al ver la gran herramienta que guardo, modestia aparte, me dijo que ya estaba bien, que alguien tan obsesionado con ella tenía que follarla para ver si así se curaba y se buscaba a otra.

El caso es que le gustó…

(Más videos porno gratis en este mismo enlace. Que los disfrutes con salud 😉 )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *