Realizar una búsqueda por Internet sobre la actriz porno Beverly Hills puede resultar complicado. Ponerse de nombre artístico el mismo nombre de una ciudad no facilita las búsquedas de videos sexo gratis en la Red, pero podemos asegurar que el tiempo invertido habrá merecido la pena, porque es posible que nos encontremos con esta belleza ardiente en la pantalla del ordenador pidiendo tantas cosas con la mirada…

¡Haz que tu pene luzca mas grande en 5 minutos!

Suscríbete a nuestra revista electrónica gratis y recibirás útiles sugerencias para mejorar tu desempeño sexual.

Puedes terminar tu suscripción en cualquier momento

Nicole Bennet, que es el verdadero nombre de esta actriz, se incorporó al mundo del porno con veintiún años, en el 2007, y cuando una chica vale para esto su carrera no tarda en dispararse a través de las múltiples productoras existentes en este mercado. Eso sí, su fama, de momento, no la pone a la altura de otros nombres de la industria que también han dado el salto a diferentes películas convencionales, pero sí en la lista de pornstar con un montón de vídeos grabados cada año.

 

Se trata ante todo de una actriz discreta y muy sugerente, con una expresión de “no he roto un plato en mi vida, pero me gusta cómo se te marca el paquete”. Bajita, bien formada, tetas naturales y de forma generosa y redondita, delgada, media melena castaña y ojos del color del café más excitante.

Es especialmente recomendable verla en la película porno que parodia la serie de Big Bang Theory, en donde interpreta a una de las estudiantes que trabajan con uno de los protagonistas de esta desternillante telecomedia. El morbo crece tanto como la polla de los actores de esta película al ver a esta estudiante que tan pronto parece que vaya a darte una lección de física cuántica como a mamártela sin dejar ni gota.

Desde luego, le sientan bien las gafas, pero luce mucho mejor sin ellas su sonrisa dulce y encantadora, tímidamente sexy, capaz de hacer cualquier trabajo que le exija el guión. Y lo ha probado casi todo. Aunque su orientación es hetero, ha hecho alguna que otra escena lésbica (típico en las películas porno), pero también se ha mostrado muy versátil en el sexo anal, en las mamadas, en el creampie y en el squirting.

El cuerpo de la actriz Beverly Hills invita al pecado más inocente. Parece una contradicción, pero es la ambivalencia que transmite esta actriz de apariencia sencilla y discreta que apenas si tiene un tatuaje y no luce ningún piercing. Pero cuando quiere provocar, le basta con ceñirse bien la ropa, enseñar un poco de escote, sonreír y susurrar con su dulce vocecita.

2 respuestas a Beverly Hills no es un lugar, es una porno star

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *