(Hoy en el blog porno os traemos uno de esos relatos eroticos que os pondrán tan cachondos que os estallará el pantalón. También para chicas a las que les guste el sexo lesbico):

¡Haz que tu pene luzca mas grande en 5 minutos!

Suscríbete a nuestra revista electrónica gratis y recibirás útiles sugerencias para mejorar tu desempeño sexual.

Puedes terminar tu suscripción en cualquier momento

Anastacia y Aiden habían quedado después de las clases y después de comer para hacer un trabajo. Estas dos colegialas lesbianas no han revelado a nadie sus preferencias sexuales. En realidad, no es que sean lesbianas o que no les gusten los chicos, porque de vez en cuando tontean con alguno, pero tienen una amistad muy especial y se lo pasan muy bien juntas desde que eran pequeñitas.

lesbianas tetonas

Precisamente, cuando comenzaron con su pubertad, compartieron su sexualidad y se descubrieron mutuamente los placeres del sexo. Cuando comenzaron no lo hicieron con ningún interés romántico, sino tan solo porque les apetecía experimentar, y qué mejor persona con la que hacerlo que una amiga del alma.

Con el tiempo, Aiden y Anastacia, cada vez que se quedaban solas en casa, si no había otra cosa mejor que hacer decidían continuar ese juego que empezaron con doce años. Ahora, con diecisiete cada una, no se consideran unas simples lesbianas tetonas como algún imbécil les ha llamado en el instituto, sino que gozan del sexo y de unos momentos de intimidad muy suyos.

De momento, ninguna ha visto la necesidad de dejar de hacer esto, aunque alguna vez se lo han planteado, si sería saludable seguir tocándose y lamiéndose como si fueran una pareja lésbica.

Tal vez algún día se lo replanteen, pero no hoy. Cuando los padres de Anastacia salieron a trabajar y las chicas se encontraban por la cocina para tomar un refresco, a Aiden se le ocurrió que hacía mucho calor, que quería ver el nuevo tatuaje con forma de escorpión de Anastacia, y ya puestos qué tal si jugaban un poquito a tocarse como hacían desde hacía cinco años.

—Siempre me lías —dijo Anastacia, contoneándose de manera graciosa mientras se quitaba la ropa para enseñar a su amiga el tatuaje y algo más…

—Es precioso —dijo su amiga, pero no se refería al tatuaje, al menos no únicamente. Posó su boca sobre el pubis depilado de Anastacia.

(Continuará)

Otros Artículos Recomendados:

  • lesbianas tetonas
  • relatos eroticos de lesbianas
  • colegialas lesbianas
  • colegialas lesbianas relatos
  • colegialas que presten servisio
  • relato de colegialas lesbianas
  • relatos de lesbianas colegialas
  • relatos eroticos de jovencitas depiladas lesbianas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *