(Sorprendente relato erótico del blog porno en el que dos chicas transexuales tienen un divertido encuentro sexual. Primera parte):

¡Haz que tu pene luzca mas grande en 5 minutos!

Suscríbete a nuestra revista electrónica gratis y recibirás útiles sugerencias para mejorar tu desempeño sexual.

Puedes terminar tu suscripción en cualquier momento

La cachonda del barrio, me llaman, pero mi nombre verdadero es Verónica. Soy transexual, pero no es esa la historia que he venido a contar, creo que ya se sabe de sobra por qué alguien que nace hombre como yo siente la necesidad de ir operándose para ser una mujer, que es lo que verdaderamente siente.

mujeres con pene

No, lo que os vengo a contar es sobre mis preferencias sexuales. Está claro que me gustan los hombres, pero no sé si es porque tengo pene desde hace muchos años que todavía me tiran las mujeres, aunque hace ya tiempo que parezco a todos los efectos una mujer. Largo y liso pelo negro, maquillaje sutil pero bien puesto, unas tetas generosas y bonitas, y un físico bien moldeado con un culo que parece de mujer. Procurando que no se me note el paquete, me hago pasar por una mujer sin problema.

Creo que en el fondo me va la fantasía esa lésbica; como me considero mujer, hacerlo con una chica me parece algo atrevido, así que me lancé a la conquista en uno de esos bares en donde suelen ir lesbianas para buscar tema. Lo que yo no me esperaba era que hubiese más transexuales como yo por allí.

Pensarás que debemos tener un radar para detectarnos o algo así, pero no es cierto. Me ligué a esa morenaza pensando que también era una mujer, muy femenina, eso sí, que tenía tendencias homosexuales. De hecho ella se fijó en mí enseguida, las dos éramos casi igual de altas, tetonas y de una constitución muy parecida.

Bueno, el caso es que nos gustamos, empezamos a charlar y poco después estábamos en mi piso preparando la situación idónea para acostarnos en la cama con mucha dulzura, pero también con mucha pasión.

Había imaginado lo que le diría a la chica cuando nos desnudáramos, que yo era una mujer a todos los efectos, y que también me iban las chicas, pero que no había podido operarme y…, en fin, tenía un guion preparado en el que le sugería que ya que tenía pene igual nos venía bien para follar sin tener que recurrir a frotarnos los coños, al sesenta y nueve o al uso de juguetes sexuales. ¡Pero entonces descubrí que no éramos una sino dos mujeres con pene!

La situación fue de lo más cómica, y al final tuvimos que recurrir al sexo anal

(Continuará).

Otros Artículos Recomendados:

  • mujeres con pene
  • chicas con pene
  • Mujer con pene follando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *