(Continuación del relato porno que comenzamos ayer en el que un chico contrata a una asistenta negra y acaba protagonizando con ella una escena sobre blanco y negra follando):

¡Haz que tu pene luzca mas grande en 5 minutos!

Suscríbete a nuestra revista electrónica gratis y recibirás útiles sugerencias para mejorar tu desempeño sexual.

Puedes terminar tu suscripción en cualquier momento

Ocurrió casi de manera accidental. Ella me estaba enseñando el desayuno con cierta inseguridad, porque era su primer día de trabajo, y yo le dije que estaba perfecto. Entonces los dos intentamos atrapar al mismo tiempo una barra de pan que se caía y sin querer le enganché un tirante del top.

sexo interracial

 

Cuando vi la enorme aureola de sus pezones negros me quedé fascinado. Para colmo, ella intentó pedirme disculpas y se chocó contra mí y mi erección. En esto que acabamos sentados, y ella encima de mí.

No sabía qué estaba sucediendo, estaba muy aturdido y temía que la chica pudiera malinterpretar lo que estaba sucediendo. Yo no iba por ahí follando a negras que contrataba como asistentas, mi único pecado había sido contratar a una que estaba muy buena y que me ponía a cien.

Lo siguiente que me encontré preguntándole no era si las tostadas las había preparado con mantequilla o con mermelada, sino si podía probar sus tetas. Al principio me sentí raro, ¡raro porque me dejó tocárselas! Pero a pesar de que estaba haciendo realidad mis fantasías, todavía pensaba que había contratado a una puta o algo así, y que me iba a pedir un plus de sueldo o vete tú a saber qué.

Bien, fuera lo que fuese, estaba dispuesto a probarlo, así que le pedí que se colocase sobre la mesa. “Quiero ver tu coñito negro”, le pedí, casi imploré, y ella se dispuso habilidosamente para que yo pudiera explorarlo casi como si de un ginecólogo se tratase.

Pronto, ella quiso corresponderme con un examen de próstata… Y mi inocente desayuno hogareño se convirtió en una película de sexo interracial.

Estaba tan nervioso que tenía la polla más bien blandita, pero larga, y ella se divirtió estirándomela con la boca y chupándola como si fuera algún tipo de gominola. Poco a poco, se me fue poniendo más dura, y entonces me la escupió, me la estiró, me chupó los huevos y me puso tan a cien que acabamos follando sobre la encimera.

En fin, qué más os puedo contar, creo que el resto podéis verlo con vuestros propios ojos…

(A continuación, el video porno gratis sobre negras tetonas follando):

Otros Artículos Recomendados:

  • negras cojiendo
  • negras culiando
  • follando con negras
  • follando negras
  • follando a negras
  • negras eroticas
  • videos de negras cojiendo
  • mujeres cojiendo con negros
  • videos de negras follando
  • morenas tetonas follando
  • negrasculiando

Una respuesta a Follando a negras (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *