(Ayer en el blog porno de Sexo Servicio comenzamos a contaros el plan maestro de este chico que para acabar follando morena amiga suya convence a otra amiga para que simulen una pelea de pareja. Esta es la segunda parte, y final, del relato erótico. Disfrútalo):

¡Haz que tu pene luzca mas grande en 5 minutos!

Suscríbete a nuestra revista electrónica gratis y recibirás útiles sugerencias para mejorar tu desempeño sexual.

Puedes terminar tu suscripción en cualquier momento

La morena y yo nos quedamos solos en el salón. Me resultaba fácil disimular el nerviosismo en mi papel de hombre dolido por el rechazo que ella acababa de presenciar. Enseguida, como buena amiga que era, vino a consolarme.

morenas tetonas

Cómo me ponen las morenas tetonas, pensé, empalmado vivo. Se había puesto un escote que resaltaba sus dos enormes y deliciosos globos, y esas coletas de colegiala me ponían frenético. No veía el momento de plegar y encoger todavía más ese vestidito ceñido que llevaba…

Me dijo palabras cariñosas, que lo sentía mucho, que algunas mujeres no se sienten satisfechas fácilmente. Yo le dije que sí, que tenía razón, pero que en el fondo es que me costaba diferenciar entre lo que era un calentón y una relación estable, le dije:

—Por ejemplo, ahora estoy muy excitado porque tú eres obviamente muy atractiva y desde un comienzo me llamaste la atención, pero como en nuestra amistad pareció no surgir nada, tampoco me atreví a sugerirte nada, mientras que con ella, como había sido mi novia, había más intimidad, no sé…

Sorpresivamente, eso funcionó, o quizá es que ella también estaba deseando acabar follando en la mesa conmigo y no se atrevía porque no me conocía de tanto tiempo y ya habíamos establecido ciertos roles en el grupo.

Sea como fuere, yo no perdí mi oportunidad y seguí insinuándome, que ahora necesitaba centrarme, tener sexo si había que tenerlo y novia si había que tenerla. Luego la miré un segundo, fugaz, y tanteé acariciarle las coletas.

Como si nuestros cuerpos fueran imanes, en un abrir y cerrar de ojos estábamos acariciándonos y quitándonos la ropa con una pasión desenfrenada. Al parecer no era yo solo el que tenía un calentón ni el que fantaseaba con el otro…

Es complicado relatar las sensaciones de la estupenda mamada que comenzó haciéndome, o la follada en la mesa de después, la de posturas experimentales que probamos, como si quisiésemos en una sesión de sexo probar todo lo que deberíamos haber estado probando en las últimas semanas. En fin, nunca es tarde si la picha es buena (dicen). Lo mejor es que lo veas por ti mismo en el siguiente video sexo gratis:

Otros Artículos Recomendados:

  • morenas tetonas
  • tetona morenas
  • follando en la mesa con morena tetona
  • follando morenitas
  • Tetonas globos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *