Hoy en Sexo Gratis vamos a tratar un tema muy recurrente en el sexo, y es el de los orgasmos fingidos.

¡Haz que tu pene luzca mas grande en 5 minutos!

Suscríbete a nuestra revista electrónica gratis y recibirás útiles sugerencias para mejorar tu desempeño sexual.

Puedes terminar tu suscripción en cualquier momento

En el tópico popular son las mujeres las que en un momento dado deciden (o se ven de algún modo obligadas) a fingir un orgasmo. No queremos entrar a explicar los motivos y la problemática asociada en la relación sexual que puede llevar a que una mujer no alcance el clímax de manera natural.

sexo

El caso es que es típico (especialmente en el cine porno) que las mujeres, a base de unos cuantos gemidos y movimientos hagan pensar al otro o al espectador, en el caso del cine, que se han corrido, cuando no es así. Algunas mujeres son realmente buenas fingiendo. Otras exageran y se les nota.

Siguiendo con el mismo tópico, cuando un hombre dice que sabe fingir orgasmos a mucha gente se le despierta una sonrisilla burlona, y esto es por algo evidente: el orgasmo masculino es mucho más visible, basta con comprobar si ha eyaculado o no. Además, es menos habitual que un hombre no experimente algo durante el sexo, y que esa misma mecánica le lleve a eyacular, aunque la relación sexual no haya sido demasiado satisfactoria.

Pero sí, amigos y amigas, existe el orgasmo fingido por un hombre, no es algo tan raro, y según algunos estudios (sondeos), los motivos que pueden llevar a un hombre a fingir son muy similares, cuando no idénticos, a los de las mujeres.

Un estudio reciente asegura que mientras que un 67% de las mujeres fingen, un 28% de los hombres también lo ha hecho alguna vez. Algunas mujeres fingen, aunque eventualmente lleguen a correrse más adelante, por incrementar el juego sexual, por motivar, por así decirlo, y en este sentido también algunos hombres sobreactúan aunque la eyaculación suceda más tarde.

Los motivos, sin embargo, más frecuentes para fingir en ambos sexos son el hecho de que el orgasmo tarde en llegar, cuando se desea terminar pronto el acto sexual, cuando se quiere evitar herir los sentimientos del otro, o cuando no apetecía mucho.

Pero ¿sabéis una cosa? Lo mejor es no llegar a la necesidad de fingir, porque la sinceridad es un elemento muy importante en la pareja. Consejo de la casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *