Killer Barbys Jesus Franco

Fotografía: alterna2

El otro día en el blog porno de sexo gratis mencionamos a Lina Romay, musa y cónyuge de Jesús Franco, así que hoy toca hablar un poco más de este director que tanto ha aportado al cine erótico, al de terror y modestamente también al porno, a su particular modo.

¡Haz que tu pene luzca mas grande en 5 minutos!

Suscríbete a nuestra revista electrónica gratis y recibirás útiles sugerencias para mejorar tu desempeño sexual.

Puedes terminar tu suscripción en cualquier momento

Jess Franco, como se le conoce habitualmente, ha hecho de todo, desde guiones, actuaciones, producciones, dirección de películas, montaje… Pero a este prolífico director nacido en 1936 se le conoce sobre todo por su labor tras las cámaras, y cuenta con la filmografía más extensa del cine español (alrededor de doscientas películas). Y lo mejor es que ha tocado toda clase de géneros sin cortarse un pelo.

En los comienzos de su carrera rodó algunas películas, comedias muy light, y con el tiempo fue trabajando con gente muy conocida del cine español, como el fallecido Manuel Alexandre. Dado que le tocó dirigir durante el franquismo, se fue con frecuencia al extranjero para rodar a su gusto y sobre todo tipo de temas. En su época cumbre trabajó con Orson Welles, Christopher Lee, Klaus Kinski y muchos otros. Cuenta con películas de terror interesantes en blanco y negro, de bajo presupuesto y algo inocentes, pero posteriormente comenzó a introducirse en temas más eróticos.

Muchas de sus películas eróticas contienen escenas de sexo explícito, pero no llegaban a ser pornográficas. Siempre fue un transgresor y rodó como le venía en gana. En sus primeros trabajos hay un mayor cuidado por seguir los cánones del cine comercial, pero con el tiempo se dedicó a rodar incluso en vídeo digital y con unos doblajes espantosos.

De su colección de terror erótico hay que destacar películas tan sugerentes, atmosféricas y sensuales como Necronomicon, Las vampiras, Justine o Female Vampire. Contó con la fallecida Soledad Miranda, una de sus musas más atractivas, pero después comenzó a cobrar una mayor presencia la joven Lina Romay, que acabaría convirtiéndose en una parte inseparable de sus películas y de su vida.

Jesús Franco ha aportado algo importante en sus peliculas porno, y es que como bien dice él, eso de tirarse media hora con un primer plano del pene entrando y saliendo le aburría un poco, porque quien más o quien menos sabe cómo follar, y el secreto de una película porno interesante está en recrear la situación. No quiere decir que Jess sea un virtuoso en esto del porno, porque sus películas, aparte de graciosas e ingeniosas, tampoco se diferencian mucho de lo que ha sido el porno de los setenta y ochenta.

Donde sí que ha logrado crear situaciones sugerentes ha sido en películas eróticas como Necronomicon, que además fue muy aclamada en su día en el festival de Berlín. Pese a todo, este director ha sido muy criticado por su manera de hacer cine y por su constante de sacar películas como churros de muy bajo presupuesto. Eso sí, seguro que se lo pasa bomba dirigiendo.

Por cierto, quien quiera ver a Santiago Segura y a Silvia Superstar (en la foto) de las Killer Barbies, que vea una película que Jesús Franco dirigió en los noventa, Killer Barbys, terror casposo y divertido con mucho sexo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *