(El blog de Sexo Servicio vuelve con vosotros para contaros una historia muy hot sobre jovencitas cachondas que, castigadas en la residencia del colegio mayor, encontraron una forma de pasarlo realmente bien…):

¡Haz que tu pene luzca mas grande en 5 minutos!

Suscríbete a nuestra revista electrónica gratis y recibirás útiles sugerencias para mejorar tu desempeño sexual.

Puedes terminar tu suscripción en cualquier momento

Eran las cuatro jovencitas más ardientes y explosivas del colegio mayor, y todas compartían residencia. Se las conocía por su forma provocativa de vestir y por su presencia en las mejores fiestas de estudiantes.

juguete sexual

Eso, por supuesto, les acabó costando más de un castigo en su residencia, muy estricta, por otra parte. Una tarde, cuando tenían planeado asistir a una fiesta para la caza de hombres a los que follar, las cuatro amigas tuvieron que resignarse a permanecer en su residencia debido a un castigo reciente (no se podía provocar sexualmente al director del centro y quedar impunes, pero eso es otra historia).

El caso es que si esto hubiese sucedido en una película normal seguramente las chicas habrían ideado la forma de escaparse por la ventana o de burlar la vigilancia del centro, pero en una película porno, como no podía ser menos, todo acabaría en una orgia de lesbianas.

A veces la realidad no dista tanto de las fantasías del porno. Las cuatro amigas eran conocidas por su desinhibición. Puede que alguna fuera bisexual, pero a la mayoría le gustaban los hombres. Así y todo ninguna se escandalizó cuando una enseñó su juguete sexual.

No había otra cosa mejor para pasar el tedio, y además la cosa prometía, porque estaban muy cachondas, y ese juguete era uno de los consoladores más grandes y sofisticados que habían visto nunca.

Al parecer, era un pene realista, pero de grandes dimensiones, sujeto por un arnés, y que además tenía la capacidad de expulsar un líquido lubricante que recordaba un poco al semen.

Las risitas poblaron la estancia en la que las cuatro jóvenes se hallaban recluidas, y pronto, más allá de las puertas cerradas con llave, se escucharían apagados gemidos de placer…

(Continuará)

Otros Artículos Recomendados:

  • pene expulsando semen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *