Hoy en el blog de sexo, una curiosa noticia. Aunque habría que comprobarlo personalmente, dicen que la cerveza Bohze, procedente de Bulgaria, tiene un curioso efecto secundario: incrementa el tamaño tetas.

¡Haz que tu pene luzca mas grande en 5 minutos!

Suscríbete a nuestra revista electrónica gratis y recibirás útiles sugerencias para mejorar tu desempeño sexual.

Puedes terminar tu suscripción en cualquier momento

La bebida contiene harina de trigo y levadura fermentada, pero el que la está comercializando asegura que en principio se elaboró para ayudar a las madres que tenían su primer hijo y les costaba darles el pecho, y al parecer, según los testimonios de estas mujeres, esta cerveza incrementa el tamaño de los senos de manera apreciable. Y hablamos de hasta un par de tallas.

tias buenas

Fotografía: GuilleDes

 

Claro que estamos hablando de un periodo de lactancia, en el que si la madre y el niño están bien preparados, los senos deberían poder dar leche en abundancia y en consecuencia crecer de forma natural. ¿Pero ha ayudado la cerveza o se trata de un proceso psicológico que ha hecho que ese problema de lactancia se solucionase y en consecuencia las mamas se preparasen para dar leche?

Bueno, pues eso habría que determinarlo, pero por el momento el tipo que lleva esta cerveza, un tal Gyosheve, se muestra muy cachondo ante los medios de comunicación porque dice que beber su cerveza es más barato y divertido que hacerse la cirugía. Alcohol y sexo, bonita combinación que a muchos hombres les parecerá una genial idea. Venga, tiremos de tópicos: en el pub, un hombre venga invitar a cervezas a la chica para emborracharla, tirársela y encima que le crezcan las tetas.

Bueno, bromas y fantasías de salidos aparte, lo cierto es que las tetas grandes son hoy día un atributo de las tias buenas, las que despiertan más la atención de los hombres. Hay de todo, por supuesto, y el tamaño de los pechos no lo es todo, pero se han puesto de moda las operaciones de senos, así que si es cierto que la cerveza incrementa el tamaño de los senos, no es algo como para desestimar, pero también habría que mirar qué otras cosas crecerían (¿la panza, por ejemplo?), ¿y cuánta cerveza habría que beber?

En fin, dilemas. Sigamos soñando con esa escena: hmm, a ver, sí, en el pub, ya has conquistado a la muchacha, que te invita a su piso y allí folláis como locos hasta acabar en un oral creampie monumental… Bueno, quizá quien haya bebido más cerveza de la cuenta no sea ella…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *