(El blog de Sexo Servicio trae hoy la segunda parte del relato erótico sobre creampies anales de esta morenaza que supo escoger bien la polla que la follaría hasta reventar):

¡Haz que tu pene luzca mas grande en 5 minutos!

Suscríbete a nuestra revista electrónica gratis y recibirás útiles sugerencias para mejorar tu desempeño sexual.

Puedes terminar tu suscripción en cualquier momento

El amigo de Lorna no podía negarse a esa petición. Le iba el sexo duro, y a ella también, pero seguía poco dispuesto a practicar el sexo anal.

sexo gratis

Ella le insistió con algunos trucos que había aprendido en sus anteriores conquistas. Cabalgó su robusta verga como a él le gustaba, le dejó que llevase toda la iniciativa en el cortejo, y en un momento dado se desembarazó de él para chuparle los huevos y la polla y sugerirle entre susurros que se la metiera por el culo, con la esperanza de haberle puesto tan a mil que acabase corriéndose en su ano sin rechistar.

Pero el plan de Lorna no surtió efecto. El chico estaba muy acostumbrado a esto de follar de manera salvaje incluso con morenas ardientes como ella, así que cuando quiso supo cortar la mamada a tiempo y buscar una buena posición para seguir follándola por el coño.

Lorna se prestó a sus deseos y se montó encima de él pegando sus tetas contra él. Albergaba la esperanza de que al volver a penetrarla se equivocara de agujero, pero no, así que reiteró su petición de corrida anal, que no lo hiciera en su coño, que al menos tuviera la deferencia de metérsela por el culo en el último momento y volcar su leche allí, algo qua a Lorna excita sobremanera.

Al final salió satisfecha de su cita. El negro que se había ligado tenía un aguante excepcional, y supo reservarse para el final. Aunque no estaba muy de acuerdo con eso de meterla en el culo, y lo más que logró la chica fue que se corriera en su ano abierto, algo que por otra parte no estaba nada mal. Y para potenciar el momento ella se encargó bien de acariciarse el clítoris hasta correrse (una tercera vez, porque ya lo había hecho, inevitablemente, con las embestidas de esa polla negra que la había dejado agotada).

Final feliz y corrida más feliz aún para Lorna, por tanto. Y es que lo bonito en el sexo es ceder y complacer al otro en la medida de lo posible, claro que la próxima vez Lorna deberá ser más exigente y no dejarse llevar solo por el físico, sino también buscar a hombres más dispuestos a colaborar con sus deseos.

(Más videos porno gratis en este mismo enlace)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *