(Conclusión del relato que comenzamos ayer en el blog de sexo sobre virgenes, en concreto sobre Virginia, que con los 18 recién cumplidos deseaba follarse a un chico, pero su amiga del alma insistió en acompañarla…):

¡Haz que tu pene luzca mas grande en 5 minutos!

Suscríbete a nuestra revista electrónica gratis y recibirás útiles sugerencias para mejorar tu desempeño sexual.

I agree to have my personal information transfered to Interspire Email Marketer ( more information )

Puedes terminar tu suscripción en cualquier momento

… Como os estaba contando, que después me enteré de que el chico que mi amiga Verónica había escogido para mí había sido antes un rollo de una noche. No quería que me enterase para no incomodarme, y después, cuando me lo confesó, tampoco me enfadé demasiado, porque entendí que lo que ella quería era garantizarme a un hombre de confianza, claro que no lo conocía lo suficiente como para dejarme sola con él.

sexo gratis

En el fondo, sospecho que Verónica se moría por hacer trios, porque como relataré a continuación, no se conformó con mirar.

El chico en cuestión era un guaperas, deportista, y algo esnob, pero educado y con un buen miembro que enseguida me cautivó. Se sorprendió un poco por el ofrecimiento de sexo por parte de dos jovencitas, una de ellas virgen, pero tampoco le dio excesivos apuros, y como se acordaba de Verónica y había buena relación, pues la cosa marchó rodada.

Quedamos en su espacioso y confortable domicilio, que además tenía bañera de hidromasaje y algunas comodidades más para el momento después de mi estreno. Había escogido un dormitorio amplio para invitados, y aunque no había creado un ambiente romántico con velas y todo eso, la verdad es que escogió bien la iluminación, tenue, y la suave música de fondo. Él olía de maravilla y todo en esa habitación era suave y mullido.

Además, entre mi amiga y él me acariciaron y me masajearon para que gozara del nivel de excitación-relajación adecuado. Al principio me dio apuro que mi amiga tomase parte tan activa, pero cuando ya estábamos las dos desnudas y follando con ese chico me dio todo igual.

Y es que Verónica se empeñó en estar junto a nosotros para supervisar la cadencia de las penetraciones, sobre todo el momento inicial de rotura del himen. Después se dedicó a procurarme estimulación en el clítoris, por si el chico descuidaba ese aspecto y yo estaba demasiado concentrada en mi vagina y las nuevas experiencias que habitaban en ella.

Cuando ya me vio más resuelta, Verónica le pidió que también me follara por el culo, que probara el pack completo, y eso sin dejar de acariciarme. Yo estaba tan extasiada con esta primera experiencia, que estaba resultando más que satisfactoria, que apenas podía hacer otra cosa que dejarme hacer.

Pero mi amiga no se fue de vacío, porque después de follarme a mí, el chico le dio lo suyo también a ella. Pero eso ya forma parte de otra historia…

(Más videos porno trios en el enlace)

24 respuestas a Mi amiga quiere mirar: jovencitas vírgenes (parte 2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *