pezones erectosHola. Soy Carolina de nuevo. Tengo tantos relatos como anécdotas me han pasado desde que estoy en la universidad. Eso de trabajar los fines de semana como stripper también ayuda a que me pasen cosas divertidas y excitantes de cuando en cuando.

¡Haz que tu pene luzca mas grande en 5 minutos!

Suscríbete a nuestra revista electrónica gratis y recibirás útiles sugerencias para mejorar tu desempeño sexual.

Puedes terminar tu suscripción en cualquier momento

Bueno, os voy a contar una, dedicada a aquellos a los que les gustan los concursos de camisetas mojadas. Veréis, esto me pasó en plena época de exámenes. En esos días voy muy agobiada con el trabajo y los estudios, y suelo ir como una moto a todas partes, y con prisas, porque aprovecho cualquier rato para repasar.

El caso es que en ese plan se me olvidan las cosas, y a mí se me olvidó ponerme sujetador una mañana que iba a la universidad. En realidad no tiene nada de raro, muchas chicas van con las tetas sueltas y no pasa nada, pero precisamente esa mañana tenía yo los pezones erectos, vamos, pero muy tiesos, que casi agujereo la camiseta ajustada que había elegido.

Nada, que cuando ya iba por las escaleras cargada con mis carpetas y mis cosas me di cuenta de que se balanceaban demasiado, lo cual incluso me gustaba, porque los chicos se me quedarían mirando, y me gustan especialmente los que te dirigen miradas discretas o los que se les va la mirada sin querer y pasan apuro, eso es lo más divertido.

En fin, pero lo que no me gustaba es que se quedasen mirando fijamente o que me dijesen groserías, también me daba apuro que con la camiseta que llevaba se notaba un montón que tenía los pezones en punta, y con unas tetas grandes como las mías el resultado daba miedo… Era casi como si un tío fuera con la polla tiesa bajo un pantalón de esos ajustados de cuero.

Ya me temía que todo el mundo por la calle iba a estar mirándome las tetas, y en clase a más de uno le iba a entrar tortícolis. Es que como era primavera ni siquiera me había llevado una chaqueta para disimular cómo se marcaban los pezones, y con la carpeta como mucho me podía tapar un pecho. Uff, qué ganas tenía de que llegase el verano para hacer topless y dejarme de tanta tontería.

Ese día no podía faltar ni llegar tarde, así que me lo tomé con resignación y me dije que si tenía que ir en plan porno, qué se le iba a hacer. Si al menos estuviese en la discoteca, igual mis pezones me servían de reclamo para conseguir algo de sexo, pero allí en la universidad…

(Continuará)

Otros Artículos Recomendados:

  • pezones erectos
  • coños deliciosos
  • imajenes del pezón erecto de una mujer
  • tetas con pezones erectos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *