Hoy en el blog de porno de Sexo Servicio os queremos presentar a una actriz porno morena y macizorra de etnia hindú. Deberíamos ponernos en plan Bollywood, rodearnos de vestidos y adornos recargados, de bailarines exóticos y de música oriental para presentar la feliz historia de esta joven que emigró de su India natal para vivir en Estados Unidos como una actriz reconocida en el mundo mundial…

¡Haz que tu pene luzca mas grande en 5 minutos!

Suscríbete a nuestra revista electrónica gratis y recibirás útiles sugerencias para mejorar tu desempeño sexual.

Puedes terminar tu suscripción en cualquier momento

Bueno, seamos francos, no se trata de porno hindu, sino de una actriz porno de origen hindú que emigró con sus padres a Estados Unidos, en donde desarrolló su carrera como actriz. Hablamos de Priya Rai, una actriz porno bajita, morena y muy ardiente, con sus tetas y labios operados y su sabor étnico irresistible. Perfectamente podría realizar una de esas películas de Bollywood, pero una porno, con menos bailes y más sexo gratis para el espectador…

porno hindu

Esta actriz porno hindu nació en Nueva Delhi en el 77, por lo que es ya toda una veterana en el porno, aunque también ha trabajado como modelo de erotismo. Con un cuerpo así ha sabido explotar las diferentes facetas del mercado del espectáculo en torno al sexo, y la verdad es que es de agradecer que no se haya quedado solo en la carrera de modelo y que nos haya regalado por contra títulos tan increíbles como Busty Housewives, MILF invaders 5 o We Got ‘em All, uno de sus primeros trabajos.

Priya Rai comenzó más tarde en el porno que otras actrices de su edad. En realidad sus comienzos se vinculan a los trabajos como modelo erótica en Arizona, en donde se labró una buena reputación y fue famosa por sus posados en trajes para baño. En 2007, se hizo una operación de senos notable y comenzó a realizar trabajos hardcore memorables. Hoy día sabe aprovechar bien sus rasgos étnicos y su condición de madurita en el porno, atributos más que deseables en un mercado en el que es difícil destacar sobre tanta nueva estrella emergente con operaciones de todo tipo en el cuerpo.

Lo mejor de toda esta historia es que, como en las producciones típicas de Bollywood, al final la protagonista lleva una vida de dicha y prosperidad… en el porno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *