… Como os iba contando ayer, Valentino Sifredi empezó a follarse a las chicas GP allí mismo, fuera del furgón. Lo de GP va por lo de MotoGP, aunque como me moría de envidia en ese momento se me ocurrió el comentario ingenioso de que eran las chicas Grandes Putas…

¡Haz que tu pene luzca mas grande en 5 minutos!

Suscríbete a nuestra revista electrónica gratis y recibirás útiles sugerencias para mejorar tu desempeño sexual.

Puedes terminar tu suscripción en cualquier momento

En fin, esto os parecerá el argumento de una película porno, pero es que la vida de Valentino es una película porno constante. No me entendáis mal, yo también admiro a este piloto, no estoy vinculado a ningún equipo en especial, y la verdad es que he hablado un par de veces con él y es un tío agradable.

chicas paddock

Es solo que preveo que su carrera va a ir en picado, que tan solo lleva dos años de gloria absoluta y no creo que dure mucho más, y al verlo ahí follando con dos rubias sin molestarse siquiera de comprobar que no había nadie por los alrededores… Es síntoma de que no le importa nada, es un imprudente. Lo es en las carreras y lo es fuera de ellas.

Como le estuve observando un poco desde lejos, me imaginé qué clase de conversación había tenido con las chicas paddock. Algo estúpido, cachondo y banal. ¿Queréis que os enseñe mi nuevo tubo de escape? No sé, no sé cómo demonios se lo monta para conseguir hacer un trio con dos rubias tan fácilmente. Conozco a algunas chicas que trabajan por aquí y no son tan fáciles. No sé, debe hipnotizarlas, o quizá es que arrastra con su carácter arrollador a cualquiera, y lo conduce a su particular y viciosa forma de ver las cosas.

El tío se bajó solo los pantalones de competición y se la metió a esa rubia bien dispuesta que se puso a cuatro patas mientras la otra intervenía con caricias al bonito culo de su amiga. A continuación del coño de la primera pasaba a la boca de la segunda sin cortarse un pelo, y de ahí de nuevo al coño, y seguían follándose pegados como lapas, corriéndose todos aunque solo dos copulaban, pero se iban alternando con una armonía y una exquisitez como ensayada.

Y desde luego Valentino es rápido en las carreras, pero no en las corridas. Lo dejé allí tras un buen rato observando, hasta que me di cuenta de que me había convertido en un voyeur, y me largué pensando cuántas escenas más como esas tendría que ver antes de que las chicas y la gente comenzase a darle de lado. Qué triste, pensé…

… pero qué bien se lo pasa follando.

(Más videos porno gratis en el enlace)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *