Celine la de las tetas gordas

4 semanas hace

(Disfruta con este relato de porno gratis sobre un chico que intenta arreglar la relación con su novia y acaba follando en el sofa con una tetona de mucho cuidado…):

Soy débil. Lo sé, es una excusa terrible, pero no puedo decir otra cosa.

Había llevado a mi novia a un hotel de playa con todo lo necesario para pasar un estupendo fin de semana metidos en la piscina, entre cócteles, agradables vistas y atentos camareros, pero la mala fortuna quiso que en el hotelito en cuestión estuviesen rodando una película porno nada menos que con una de mis actrices preferidas, Celine la de las tetas gordas.

Esto no habría pasado de una anécdota picantona que incluso le habría hecho gracia a mi novia, pero la tentación se había empeñado en llamar a las puertas de mi bragueta.

Mi novia tiene la costumbre de dormir la siesta. Habíamos hecho un largo viaje para llegar al hotel y se encontraba cansada, pero yo soy incapaz de tumbarme después de comer, así que decidí dar una vuelta por el bonito jardín que hay en el recinto del hotel. Pero por los pasillos del hotel me crucé con esa morena espectacular que tantas fantasías me había estimulado al otro lado de la pantalla. Sus tetas en movimiento siempre me habían parecido cosa de ensueño, y ahora la tenía frente a mí, vestida, pero igualmente imponente.

Lejos de comportarme como el típico fan salido o agobiante, se me ocurrió hacer un comentario ingenioso sobre la tarifa del hotel y la presencia de famosos, y a partir de ahí no sé bien lo que sucedió. Supongo que es verdad eso de que a algunas actrices porno les gusta mucho el sexo, que no lo hacen solo por dinero, y debió de ver algo gracioso en mí, o me consideró un buen precalentamiento antes de su trabajo. No sé. El caso es que hice otro comentario simpático sobre que entonces es cierto que los increíbles argumentos del porno suceden en la realidad de verdad…, y me lo demostró llevándome a su habitación.

Había venido ahí a pasar un fin de semana romántico con mi novia para solucionar ciertos problemillas de pareja, pero a ver cómo demonios iba a decirle que no a mi ídolo del porno cuando me llevaba poco menos que a rastras hasta su habitación, para desnudarse y mostrar toda su potencia sexual ante mí, que no pude hacer otra cosa que dejarme desvestir, dejarme acariciar y en definitiva dejarme hacer de todo y esperar como poco aguantar lo suficiente el poderío de semejante hembra.

De lo de mi novia ya hablaremos otro día…

(Y a continuación, el video porno gratis que ilustra este relato):
[flv]http%3A%2F%2Ftube.freshbigtits.com%2Fhc869_5.flv[/flv]

VIDEOS PORNO

  • las mejores formas de hacerle el amor a una mujer gorda
  • gorda en movimientotetonas

Entradas recientes

Leave a Reply

Tu dirección de email no sera publicada. Los campos requeridos están marcados*