(El relato erótico de hoy en el blog de Sexo Servicio lo protagonizan dos chicas calientes que quieren comprar hierba y no tienen dinero, y entonces se les ocurre…):

—Oye, cariño, ya conocemos el precio de la hierba que nos vendes, pero es que yo estoy en paro y mi amiga no ha cobrado aún…

—Sí, anda, somos buenas clientas, no nos dejes sin material para la fiesta que vamos a hacer, si quieres estás invitado y todo…

chicas desnudas calientes

Pero el corazón de Juan no se ablandaba y empezó a echar a las chicas de su casa.

Sin embargo, algo sucedió, y la perspectiva de tener a dos chicas desnudas delante de él hizo que bajara la guardia mientras ellas seguían camelándoselo. En un momento dado, se dio cuenta de que del salón habían pasado a sentarse sobre la cama del dormitorio.

—Anda, cariño, no nos trates así, siempre cumplimos y somos buenas clientas, debe de haber algo con lo que podamos pagarte si no quieres dejarnos a deber.

—¿Me estáis ofreciendo algún tipo de favor sexual? —él intentó sonar desafiante, orgulloso, pero la voz se le quebró un poco y se denotó el nerviosismo y la excitación.

—Bueno, a mí no me gusta hablar en esos términos. Nosotras no te vamos a hacer favores, pero sí vamos a corresponderte si nos haces tú el favor de dejarnos la hierba a un buen precio.

—O puede que decidas regalárnosla si nos portamos bien —insinuó la otra.

—Hmmm, no sé, no sé, no llevo tanto tiempo en el negocio para que dos jovencitas calenturientas se rían de mí y me hagan perder dinero.

—Pero relájate, cariño, ¿no te apetece hacer un trio con dos mujeres guapas como nosotras?

—No tenemos intención de pagarte la hierba en especie siempre, pero sí que podemos pasarlo bien un rato, y tú podrías ser generoso con nosotras, además, a las dos nos apetece mucho hacérnoslo en trío contigo, nos pones un montón…

No necesitaron seguir argumentándole.

(Continuará)

Otros Artículos Recomendados:

  • Chochitos bien marcados
  • secretarias con faldas de mescliyas largas con el escote trasero foyando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *