Follando boca abajo con el negro (1)

(Primera parte de este relato porno de sexo interracial, una blanca hambrienta de polla negra que recibe una inesperada sorpresa…):

Fuimos de vacaciones mis amigas y yo a tierras exóticas de playas de aguas turquesa, agradables aromas tostados y muchos morenazos de cuerpos fabricados para el deseo de unas turistas cachondas. Nos fastidiaba que llamasen a eso turismo sexual; en realidad no habíamos venido allí para eso, pero yo al menos no era de las que dejaban pasar la oportunidad de una buena follada.

follando boca abajo

Y tengo una debilidad por las pollas enormes, lo siento pero es así, y muchos de los nativos de por aquí se veían del tipo de hombres, si el tópico está en lo cierto, que podían sorprenderme en ese aspecto. No soy muy exigente en el sexo, pero necesitaba al menos una vez en la vida follarme a un tipo con una gran polla, me daba igual que fuesen blancos que negros.

Me consta que mis amigas también sabían pasárselo bien por los lugares de copas, pero yo había encontrado un plan mucho mejor en el hotel, en donde uno de los botones, un negro altísimo y bastante atractivo, me prometía algo más que llevarme las maletas.

No lo dudé, le insinué en el ascensor que le daría una generosa propina si me ayudaba a organizar un poco el equipaje, y con la excusa me lo llevé a la habitación, en donde me puse cómoda, muy cómoda, no sé si me entendéis.

Seguro que ese chico ha tenido ocasión de acostarse con mujeres más exuberantes que yo, pero lo cierto es que no estoy nada mal y no podía resistirse a que una blanca le hiciera una estupenda mamada. En ese momento me dio igual que quisiera hacérselo conmigo o no, yo quería probar su polla negra.

Y cuál fue mi satisfacción cuando descubrí que había entrevisto bien en el paquete que abultaba en su pantalón. Al bajárselo me ofreció un pene enorme, largo, venoso, muy apetecible, que comencé a saborear sin dudarlo. Mi avidez le resultó divertida, y me dejó hacer, aunque discretamente me invitó a que me desnudase, quería ver mis tetas, y me puse muy cachonda al comprender que tarde o temprano acabaría metiéndome su enorme herramienta por mi jugoso coñito. Lo que yo no sabía todavía es que acabaría follando boca abajo

(Continuará)

Publicado el por Faustino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Videos Relacionados

porno gratis

Follando con la negra muy duro

(Continuación y desenlace del relato de porno gratis empezado ayer sobre sexo interracial del duro con esta negra ardiente capaz […]

follando en el sofa

Rubia rica y caprichosa (1)

(El relato porno que os presentamos hoy en este blog porno va sobre clases sociales, sobre sofás forrados de rojo […]

polla negra pies

Relato porno de confusiones y penes negros

(Hay que ver lo que ganarían algunos videos sexo gratis si supiéramos realmente lo que dicen los actores. En el […]

sexo gratis

Follando mulatas (1)

(Hoy os traemos la primera parte de un relato de sexo gratis sobre una mulata jovencita con muchas ganas de […]

maduras follando

Ataque de celos porno

(Primera parte del relato porno en el que Brianna, una madura muy cachonda, celebra el aniversario con su celoso novio): […]

trio con negro

Chicas que quieren follar con negros (1)

Julia y Paula son dos chicas algo esnobs y vergonzosas, aunque parezca una contradicción. Les gusta mucho ir a la […]

sexo con secretarias

Sexo con secretarias (primera parte)

(Primera parte del relato porno sobre secretarias cachondas. La segunda parte, con vídeo incluido, mañana en el blog de Sexo […]

follar en publico

Sexo en el juzgado (parte 1)

(Primera parte del relato porno con abogadas basado en hechos reales. En esta historia, una mujer intenta anular su reciente […]

mamando polla negra

Santa Claus tiene la polla negra (1)

(Para celebrar estas fechas tan señaladas te proponemos un relato erotico de sexo navideño, con una rubia y una polla […]

follando en un bar

Follando en la barra del bar (1)

No sé cómo lo hacía ese camarero, menudo cabrón, siempre se ligaba a alguna maciza calentona y se la follaba […]

follar gratis

Tres mujeres y un arnés follando a un tío

(Primera parte del relato porno en el que tres mujeres hambrientas de sexo van en busca de hombres a los […]

sexo interracial

Follando a negras (2)

(Continuación del relato porno que comenzamos ayer en el que un chico contrata a una asistenta negra y acaba protagonizando […]