(No te pierdas hoy el desenlace del relato que comenzamos ayer en el blog porno y que iba sobre un tipo que se va de viaje y acaba follando en Praga en un curioso local en el que la prostitución y los contactos son mucho más que intercambios de dinero…):

¡Haz que tu pene luzca mas grande en 5 minutos!

Suscríbete a nuestra revista electrónica gratis y recibirás útiles sugerencias para mejorar tu desempeño sexual.

I agree to have my personal information transfered to Interspire Email Marketer ( more information )

Puedes terminar tu suscripción en cualquier momento

Como comentaba, había conocido a una morena estupenda que ni siquiera era de Praga y que también conocía la existencia de este local. Estábamos charlando con una copa y confesando algunos de nuestros planes como turistas, turistas sexuales, podría decirse.

sexo gratis

Yo no albergaba grandes esperanzas de apasionado sexo en el salon que había apartado en un extremo del edificio con esa muchacha, aunque he de reconocer que era una morena muy atractiva, sin exuberancias, pero sexy a su  modo, y con unos rasgos británicos que no estaban nada mal en la escala de exotismo que buscaba.

El caso es que se nos acercó una rubia maciza con cara y atuendo de prostituta, pero nos entró de manera tan sugerente, atrevida y estimulante, que nos sedujo a los dos. No pretendía cobrarnos, solo tratar de sorprendernos y de unirnos en un contacto sexual, por así decirlo. Pensé que quizá era alguna especie de animadora social del local, pero entonces no me importó demasiado. La perspectiva de un trio dos mujeres como esas y puede que sin gastarme dinero me convenció de inmediato.

He de confesar que durante un momento (había visto muchas películas), me temí que fueran compinches, dos estafadoras que me drogarían y me robarían, pero diablos, si hubiera sido eso, me habrían desvalijado, porque caí sin remedio entre sus piernas.

Por suerte eran muchachas legales que querían un poco de sexo con un extranjero atractivo como yo (modestia aparte). La rubia nos llevó al salón y empezó a hacerme una mamada tan enérgica que enseguida la morena se quedó desnuda y se animó.

Poco a poco el tono del encuentro sexual fue aumentando en intensidad, en magia diría yo, y nos dejamos llevar por los jadeos y las respiraciones acompasadas en un baile frenético en el que nuestros cuerpos eran los únicos que tenían algo importante que decir, y si decíamos algo era en nuestros respectivos idiomas, como una exclamación privada para nosotros mismos, porque el sexo fue brutal, contra las paredes, en vilo, oral, anal, explosivo… Algunas prendas no nos las llegamos a quitar, pero ni nos estorbaban para nuestros malabarismos sexuales.

En definitiva, que visitar Praga para esto mereció la pena, y no me hizo falta buscar más locales como ese, porque repetí durante la semana que estuve de viaje.

(Más videos sexo gratis en el enlace)

Otros Artículos Recomendados:

  • follando a escort en praga

Una respuesta a Follando en Praga (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *