(Este blog de sexo gratis os presenta un nuevo relato en dos partes; en esta ocasión con los ingredientes secretos que hacen que cualquier comida sepa mejor 😀 : mamadas negra y muchas pollas deseosas):

¡Haz que tu pene luzca mas grande en 5 minutos!

Suscríbete a nuestra revista electrónica gratis y recibirás útiles sugerencias para mejorar tu desempeño sexual.

I agree to have my personal information transfered to Interspire Email Marketer ( more information )

Puedes terminar tu suscripción en cualquier momento

Samantha quería dedicarse al porno, o eso decía. Sus amigas, que ya la conocían de muchos años, sabían que se le iba mucho la cabeza con ideas extravagantes, que siempre prometía grandes cosas, dedicarse a todo tipo de profesiones peculiares, y luego en la práctica no cuajaba nada.

gang bang con negras

A esta negra de cierto parecido con la tenista Venus Williams (solo que con un físico más apetecible y femenino) se le había metido en la cabeza que quería ser actriz porno. Un día dijo que quería ser stripper, e hizo un espectáculo un poco cutre con unos amigos, pero ahora, según ella, la cosa iba muy en serio, porque había conocido a unos tíos que grababan vídeos y que la ayudarían a entrar en la industria.

Sus amigas se temían que hubiese topado con algún cara dura que se dedicase a ir follando con negras o con cualquier otro tipo de chica confiada como ella, pero era imposible llevarle la contraria cuando se le metía algo en la cabeza (y aún más difícil convencerla de que no se metiese según qué cosas en el coño…).

El caso es que Samantha se presentó a un casting organizado por este grupo de gente que decía “grabar vídeos”, a pesar de las recomendaciones en contra de sus amigas.

Resulta que esta gente grababa vídeos amateur que luego subían a Internet, no se sabe si finalmente con algún beneficio económico, pero desde luego no eran peces gordos de la industria. Así y todo convencieron a Samantha para grabar un vídeo temático sobre gang bang con negras, que eso estaba muy de moda y lanzaba al estrellato a las actrices enseguida, solo que en este caso no había más actrices que ella para grabar, y un grupo de cuatro tíos deseando ver en vídeo sus propias corridas sobre la cara de esta ingenua chica.

Al menos, Samantha se encontró con cuatro estupendas pollas que eventualmente podrían follarla y gozar. Y es que en el fondo ella quería satisfacer su necesidad de hacer algo diferente, de saberse capaz de cualquier cosa, aunque finalmente no se dedicase al porno. No sería la primera vez que sus sueños no pasaban de ser caprichos pasajeros…

(Continuará)

Otros Artículos Recomendados:

  • negras en gang bang
  • negras en gangban

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *