Glory hole, sexo por el agujerito

1 semana hace

Fotografía: tracy the astonishing

¿Qué pasaría si unos aseos públicos cualesquiera estuviesen comunicados por un orificio en la pared? Nos referimos a que el de las chicas esté pared con pared con el de los chiso. Pues bien, muchos responderían que “mirar”, se pondrían a mirar por la oquedad para ver a una mujer con las bragas bajadas y quién sabe qué más cosas.

Pero el planteamiento de los gloryholes va más allá. En muchos videos porno pretenden convencernos de que si una mujer que va al aseo de pronto ve aparecer una polla erecta en el orificio abierto en la pared, se va a poner inmediatamente a acariciarlo, masajearlo y chuparlo hasta sacarle todo el jugo, Y si no, ved cualquiera de los videos glory hole de esta sección. Aunque también es cierto que en determinados sitios algunas mujeres y hombres se prestan a esta práctica por puro placer.

Pero fantasías pornográficas aparte hay una forma de sexo disponible en diferentes videocabinas, en locales de diversa índole, e incluso se ha visto en aseos públicos como los de los vídeos. Si en tu ciudad hay alguno, puedes probarlo, porque la experiencia es… diferente.

Un glory hole consiste básicamente en que introduces tu pene por un agujero, por lo general cubierto en sus bordes con adhesivos o esponja para evitar rozamientos molestos. Puedes introducirlo normal o erecto, tú decides. Aquí nadie te ve la cara, ni tú se la ves a la persona que hay al otro lado, que en el caso hetero es una mujer de labios ardientes, boca húmeda y manos palpitantes, por lo menos.

A partir de ahí ya depende de lo que la otra persona (vamos a suponer que mujer) quiera hacerte… Por reproducir una experiencia y tratar de explicar lo que se siente con palabras:

Al principio da incluso un poco de miedo, sobre todo si es la primera vez que lo pruebas. Metes tu polla ahí dentro y no sabes el momento exacto en el que te la van a sujetar. Después, cuando empiezas a notar las caricias y el cosquilleo se extiende a los testículos, eventualmente quieres pegarte más a la pared y meter bien todo el paquete, aunque te encoges un poco, porque no ves los ojos de la chica, sus intenciones, no sabes si te tratará con delicadeza o si se comportará como una fiera, pero en ese momento estás tan congestionado que te dejas hacer lo que sea.

Después, cuando la chica se emociona y comienza a jugar con la lengua, tienes que respirar hondo. Cuando no se te permite mirar antes por el agujero, lo que haces es intentar imaginarte cómo es la chica, cómo son sus tetas, su cuello, su pelo, y como no puedes verlo cierras los ojos y te imaginas cómo te la chupa, pero al poco tienes que concentrarte en otra cosa, porque si ella se emociona temes no poder avisarla, o ir demasiado deprisa.

Pero llegado un momento, ya no puedes más. Te dejas llevar, da igual que te esté pajeando y le pueda saltar todo en el ojo, que te la esté lamiendo con avidez, y es ella quien decide si seguir incluso después de haberte corrido, o si dejarte ahí goteando y muerto de deseo…

Por cierto, en algunos glory holes la chica también se las apaña para que la penetres o incluso para tener sexo anal. Todo depende de lo que os apetezca hacer. Interesante, ¿verdad?
[flv]http%3A%2F%2Fgalleries.payserve.com%2F1%2F34651%2F24701%2Fhf1.flv[/flv]

Entradas recientes

February 18, 2020
February 18, 2020
February 17, 2020

Leave a Reply

Tu dirección de email no sera publicada. Los campos requeridos están marcados*