(Para que aquellos que no dominen el inglés puedan disfrutar plenamente de los videos porno en este idioma, nuestro blog vuelve a subtitular los más entretenidos a modo de relatos de sexo gratis. Vale, puede que la traducción no sea muy fiel, pero…):

¡Haz que tu pene luzca mas grande en 5 minutos!

Suscríbete a nuestra revista electrónica gratis y recibirás útiles sugerencias para mejorar tu desempeño sexual.

I agree to have my personal information transfered to Interspire Email Marketer ( more information )

Puedes terminar tu suscripción en cualquier momento

—¡Johnny, no me lo puedo creer, por tu culpa estamos quedándonos atrás en la competición!

—Lo siento, Mulani, es que…

—¿Qué demonios te pasa? Estás cometiendo fallos garrafales, no hay conexión, no hay armonía, pareces un pato calvo y mareado.

—Lo sé, preciosa, pero es que…

—¿Qué? ¿Qué te pasa? ¿Por qué te cuesta tanto llevar la sincronía? —ella lo zarandea, frustrada, y sus tetas en movimiento capturan la atención de Johnny—, ¡Cuéntame qué te ocurre!

—Ya está sucediendo otra vez…

—¿El qué?

—Tus tetas, cariño, tus tetas en movimiento, cada vez que patinamos se te agitan como ahora y se me pone muy dura, y así no hay quien se concentre, y encima se me nota en las mallas y paso mucha vergüenza y…

Ella lo mira sorprendida, y algo divertida también.

relatos porno gratis

Fotografía: eduo

—¡Joder, era eso! Pues mira, eso tiene solución, antes de salir a patinar vamos a tener tú y yo una terapia íntima para que salgas más relajado, ¿de acuerdo?

Por toda respuesta, Johnny se lanza a saborear sus tetas, libres de todo vestido. Los pezones erectos de Mulani se la ponen muy dura, y ella le provoca porque también se está poniendo muy caliente. Que su chico se excite tanto al verla la pone muy mojada y se le reblandece el corazón. ¡Y ella tan preocupada!

Pero como el objetivo es que Johnny alivie tensiones, ella se presta a hacerle una buena mamada que él le agradece follándola con fuerza, aguantando un poco más para hacerla gozar de verdad; le enloquecen sus gemidos, le entran ganas de correrse con los repetidos orgasmos femeninos de su chica, pero cuando llega el primero no puede frenarse y se deja llevar, vierte todo su semen dentro de ella, y al hacerlo ella se excita más todavía, juega con su clítoris y vuelve a correrse, una y otra vez, hasta que no pueden más.

Cuando terminan, se preguntan si ahora no estarán demasiado agotados para la competición de patinaje…

Otros Artículos Recomendados:

  • sus tetas me enloquecen
  • tetas reblandecidas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *