Ricas rubias y clases de piano (2)

6 meses hace

(Hoy en el blog de Sexo Servicio acabamos con el relato erótico comenzado ayer sobre ricas rubias que dan clases de piano muy… particulares):

He de reconocer que al principio dudé sobre si me merecía la pena meterme en un lío por unos minutos de placer, pero como ya he dicho las mujeres son mi debilidad, y más las rubias ardientes, aunque les saque doce años de edad.

Mi alumna de piano se movía sobre mi polla erecta con una gracia, una soltura y unas ganas que mareaban. Le sujeté la cabeza por hacer algo, porque era menudita, y agachada como estaba apenas podía acariciarla. Además, me tenía paralizado con su boca esponjosa y hábil. Os podéis imaginar qué chupada…

Lo que más me gustaba, como he dicho antes, es la suavidad con la que trataba mis huevos. Los tengo más grandes de lo habitual, nada extraordinario, pero al mismo tiempo son algo sensibles, y cuando saben acariciarlos o agitarlos con sutileza me pongo más cachondo todavía. Desde luego, esta jovencita rubia sabía manejarlos, tanto que le tuve que pedir que paráramos y que hiciéramos algo en lo que yo pudiera interactuar más. Al fin y al cabo, era el profesor, aunque me temía que esta jovencita a sus dieciocho había follado más que yo que casi le doblaba la edad.

Habitualmente, me siento cómodo con el sexo a cuatro patas, me ayuda a mantener el control, pero aquí me atreví un poco y dejé que ella expresase sus preferencias, que no eran ni más ni menos que subirse sobre mí, y en una postura algo forzada que me tiraba de mi polla, cabalgarme con energía.

Evidentemente, era ella la que llevaba el control, y aunque necesitaba parar y llevar yo la iniciativa, vi que se estaba corriendo y la tuve que dejar hacer e irme yo con ella. Fue un orgasmo increíble, aunque rápido, como una pieza musical de piano tocada con entusiasmo y con un final apoteósico en el que el pianista casi aporrea las teclas.

En fin, no sé cuánto tardarán sus padres en exigirle resultados musicales, pero yo desde luego seguiré dándole clases mientras tengamos la mansión para nosotros solos, y muchos muebles en donde probar posturas diferentes. Creo que en nuestra próxima clase… lo haremos sobre el piano.

(Y a continuación, el video sexo gratis que acompaña el relato):

[flv]http%3A%2F%2Fhot.famehosted.com%2F5%2F5F%2F5F47421C70%2F3%2F31%2F3170%2F80930b8d4f%2F3170_02%2F01%2F3170_02_120sec_00.flv[/flv]

Leave a Reply

Tu dirección de email no sera publicada. Los campos requeridos están marcados*