Ni soy un tipo que ligue mucho, ni me he metido a actor porno ni nada por el estilo. De hecho, ahora tengo novia formal y nos va genial, pero en su momento tuve un rollo amoroso sexual con una morena que te dejaba seco, de verdad os lo digo. Jamás he visto hembra más insaciable.

¡Haz que tu pene luzca mas grande en 5 minutos!

Suscríbete a nuestra revista electrónica gratis y recibirás útiles sugerencias para mejorar tu desempeño sexual.

I agree to have my personal information transfered to Interspire Email Marketer ( more information )

Puedes terminar tu suscripción en cualquier momento

Pero era así en todo. Se llamaba Casandra, morena, medidas exuberantes, muy gritona en la cama, deportista, aventurera, mujer inquieta. Quizás se quiso follar a un tipo normal y algo aburrido como yo por probar algo nuevo, no lo sé. Aquella vez me exprimió, me devoró la polla como una vampiresa (de hecho creo que tenía algo de vampiro, pero de los que beben semen en lugar de sangre), y no la volví a ver.

sexo anal ventajas

Eso sí, me dejó una profunda marca… Sí, la polla también me la dejó marcada, pero bueno, me estaba refiriendo a que me enseñó a practicar sexo anal del bueno, a ser más espontáneo, a creer en mis posibilidades, y ciertamente estuve a la altura, o eso me dijo ella, aunque creo que le habría gustado repetir a los cinco minutos, y yo, que tampoco es que sea muy mayor, estaba para el arrastre, y eso que había aguantado como un campeón sin correrme hasta que ella se quedara satisfecha…

En fin, no puedo quejarme de la experiencia. Me enseñó cosas, como que el sexo anal ventajas tiene a montones; por ejemplo, ella tiene el coño libre para meterle otras cosas, y a su vez el chico disfruta de un recodo apretado y placentero en donde meterla, que además genera presión en el pene en puntos diferentes que pueden, en un momento dado, ayudar a postergar la eyaculación.

También me enseñó que el sexo con juguetes puede ser un arte mientras uno folla. No es como dedicarte solo a jugar con el vibrador, sino saber utilizarlo bien mientras follas. Y os puedo decir que esta morena sabía lo que se hacía; no sé de dónde demonios lo sacó, pero de repente, mientras yo jadeaba y le demostraba que podía practicar sexo anal duro si me lo proponía, ella empezó a meterse ese vibrador pequeñito y blanco que creo que le arrancó más de un orgasmo mientras yo contemplaba fascinado.

(Continuará mañana en el blog de Sexo Servicio)

Una respuesta a Sexo anal duro con una morena (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *