sexo con dormidos

¡Haz que tu pene luzca mas grande en 5 minutos!

Suscríbete a nuestra revista electrónica gratis y recibirás útiles sugerencias para mejorar tu desempeño sexual.

I agree to have my personal information transfered to Interspire Email Marketer ( more information )

Puedes terminar tu suscripción en cualquier momento

¿Malgastar horas del día durmiendo? ¡No, hombre! ¿Y si mientras duermes también pudieras follar?

Pues parece ser que hay personas que tienen sexo sonambulo, también conocido como sexsomnio desde un punto de vista clínico. Lo cierto es que para muchos esto es una fantasía sexual muy sugerente; supongamos que en mitad de un sueño tórrido de repente follaras de verdad con la persona que tienes al lado, no importa si luego lo recuerdas o no, porque el orgasmo te lo llevas casi seguro. Pero hay otras muchas variantes de esta experiencia.

Por ejemplo, se puede tener sexo con dormidos de manera más o menos consentida; es decir, uno o una puede aprovecharse de su pareja cuando esta se encuentra dormida, aunque es importante que esta práctica sea consentida o al menos informada (“Oye, que sepas que si un día por la noche te follo mientras duermes es de buen rollo, ¿eh?”). A muchas personas también les puede parecer sugerente que les masturben mientras duermen, para algunos hombres sería algo así como una corrida sorpresa que puede acompañar a saber qué fantasias sexuales. Y es que en sueños puedes ser quien quieras y follarte a las mujeres más atractivas o a los hombres más apetecibles.

Pero el sexo dormido también puede ser una forma de sonambulismo, es decir, algo inconsciente de lo que normalmente no se recuerda gran cosa. Y la cosa es más frecuente de lo que parece, de modo que algunos ya se han aventurado, no se sabe si con mucho acierto clínico, a categorizar esto como un tipo de trastorno del sueño o del comportamiento sexual. Una característica que definiría este comportamiento y que lo diferenciaría del sueño como tal es que las personas que tienen sexo estando dormidos no perderían del todo el tono muscular.

En los casos más extremos se habla de personas que salen de sus camas y van a follarse a cualquiera, o incluso conductas de sexo forzado, pero ya entraríamos en un terreno patológico que no forma parte de las llamadas fantasías sexuales.

En los videos porno, por ejemplo, suele haber muchas escenas de sexo con personas dormidas, habitualmente una mujer que pajea a un chico, u hombres que follan por el culo a sus novias mientras estas duermen. En no pocos vídeos, la pareja se despierta o hace como que folla sonámbula, y el vídeo se convierte entonces en una follada en toda regla.

Así que cuidado por las noches, igual hay que dormir con un preservativo puesto, por si acaso…

Otros Artículos Recomendados:

  • Personas dormidas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *