Striptease y follada en la camioneta

8 meses hace

(Desenlace de la apasionante historia de sexo gratis comenzada ayer sobre un fugitivo que acaba en la parte de atrás de la camioneta de una rubia muy sexy…):

… Me sorprendió la tranquilidad con la que me preguntó quién era y qué hacía en su camioneta. Esperaba que una chica guapa que viaja sola se asustase un poco cuando un tipo musculoso como yo y con pinta de delincuente se subía a su camioneta con pretendido sigilo.

“Casi me jodes los amortiguadores”, me dijo ella, yo todavía enmudecido, mirando su media sonrisa y su impresionante escote.

Iba a tartamudear unas excusas cuando ella dirigió descaradamente la vista a mi abultado paquete erecto. “Pero ya que estás ahí y que quieres viajar gratis puede que me ayudes a comprobar el estado de mis amortiguadores de otra forma…”.

Como estaba un tanto desconcertado, no capté a la primera su abierta insinuación hasta que la chica se hubo subido a la parte de atrás de la camiseta y empezado a quitarse la ropa con parsimonia.

Pero no estaba tan interesada en hacerme un striptease, sino en que me desnudara yo. Había visto el tamaño de la herramienta con la que viajo y se ve que le entró un deseo irrefrenable de probarlo. Bueno, al fin y al cabo si el que hubiese conducido el vehículo hubiese sido un hombre y la polizón una mujer espectacular de gran culo y mejores tetas, seguro que la situación no me habría parecido tan anómala.

Pero mis dudas y mis prejuicios se silenciaron por completo cuando empezó a meterme mano y mi cuerpo puso el piloto automático. Durante la persecución, mi cuerpo reaccionaba casi sin darle órdenes. Yo era un fugitivo y había que correr, huir y esconderse como fuese. No tenía que pensar. Y ahora que el coñito y la boca de esa chica buscaban sexo de mí, también mi cuerpo se ponía manos a la obra y con gran precisión sin que yo tuviera que darle excesivas instrucciones.

Me gusta ser espectador, pero también parte activa, así que me atreví a insinuarle mientras me hacía gozar de lo lindo que yo era un fugitivo, que si no sentía miedo o algo así. Pero ella me respondió avivando su envite sexual, como si la idea del peligro la hubiese puesto todavía más cachonda.

Lástima que la chica no se hubiese venido conmigo a vivir esta aventura permanente en la que, como fugitivo de la ley, me hallo cada día, si bien ahora estoy tan bien escondido que no necesito subirme a las camionetas de nadie. Quizá vaya siendo hora de asomar la cabeza un poco y provocar a los que me persiguen, nunca se sabe qué vehículos y qué conductoras me puedo encontrar en los caminos secundarios…

(Y a continuación, el video porno gratis que ilustra el relato):

[flv]http%3A%2F%2Fcachecdn.realitykings.com%2Frk%2F8thstreetlatinas%2Ffaces%2Flinda.mini.flv[/flv]

Entradas recientes

September 24, 2020
September 23, 2020
September 22, 2020

Ver comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de email no sera publicada. Los campos requeridos están marcados*