Trabajo por sexo (parte 1)

3 semanas hace

(Nueva edición de los relatos porno del blog de sexo gratis, en este caso con una peculiar entrevista de trabajo que acaba con… final feliz):

Hola, mi nombre es Carmen, y os voy a contar cómo conseguí mi último trabajo, porque es una historia… singular.

En tiempos de crisis como estos, encontrar un trabajo es más difícil que ganar la Copa del Mundo de fútbol (sí, soy chica y me gusta el fútbol, ¿algún problema?). A lo que iba… No soy de las que piensan que merece la pena rebajarse y conceder favores sexuales para que el empresario de turno se aproveche y acepte ascenderte y todo eso, pero viniendo del turbio mundo de la prostitución como yo, reconozco que haría casi cualquier cosa para conseguir un trabajo mejor.

No me he dedicado a prostituirme a domicilio por nada. He estado estudiando y preparándome para llevar una vida diferente. Puede que algunas ganen mucho en la prostitución. No era mi caso, y no por habilidades en la cama, no sé si me entendéis.

El caso es que andaba buscando otro empleo, y ese anuncio de secretaria (sí, ya sé, otro empleo muy típico y con frecuencia dado a la explotación) me interesó, así que no lo dudé y fui a la entrevista con la convicción de que iba a ser mío. ¿Habéis leído El secreto? Bien, pues digamos que le pedí al universo lo que quería.

Tengo que decir que aparte de prostituirme he trabajado ocasionalmente como stripper, pero no me pagaban tan bien. Cuál fue mi sorpresa cuando me di cuenta que me sonaba el que hacía las entrevistas.

Él también me reconoció y comenzó a ponerse muy nervioso. Yo, con mi clásica sonrisita atrevida, comencé a abordarle:

—Me veo muy capacitada para desempeñar este empleo, y creo que con mi currículo y un incentivo adicional para ti, podrías hacer un informe muy positivo sobre mi candidatura.

Le dejé perplejo con mi labia. Quizá esperaba que fuera una putilla ignorante. Estaba impresionado, y mi escote también alteraba sus reflejos.

—¿No me estarás pidiendo trabajo por sexo? Creo que eso no es muy adecuado y…

Le habría mandado a la mierda si no fuera porque me estaba insinuando descaradamente. No me anduve con rodeos:

—No te estoy ofreciendo sexo en el trabajo de por vida ni nada de eso. Yo quiero trabajar, pero como ambos sabemos cosas del otro, creo que saldremos ganando si llegamos a un acuerdo puntual aquí y ahora… Nadie tiene por qué enterarse. Tú te podrás beneficiar a esa stripper que te puso tan cachondo aquella vez con tus amigotes, y yo conseguiré un empleo por el que lo voy a dar todo. ¿Qué me dices?

(Continuará)

VIDEOS PORNO

  • pornos va a una entrevista de trabajo

Entradas recientes

Ver comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de email no sera publicada. Los campos requeridos están marcados*