(Continuación del relato porno sobre transexuales negras follando con un tipo que creía haber ligado con una negra espectacular, pero la chica tenía una sorpresa que al final resultó muy agradable…):


… Como os estaba relatando, yo me creía el hombre más afortunado del sábado noche (no digo ya del mundo) cuando a la morena que me había ligado le pareció bien lo de acompañarme a mi piso para rematar la noche con algunas copas más y, quedaba implícito, una prometedora madrugada de sexo reiterado. Perdonad que ahora me ponga tan pedante, en su momento creo que por mi mente no pasaban expresiones como “sexo reiterado”, sino algo así como: “Vvoy a follarggg muchgo…”.

La chica era sensacional, educada, voz dulce (aunque un poco grave, y lo achaqué a un constipado o a que había bebido mucho), y enseguida se puso cómoda, se quitó la chaqueta y se quedó con el top ajustado que tanto pezón marcaba en la discoteca.

negra transexual

 

No me hizo falta buscar una excusa. Enseguida me dijo que estaba cansada, que no le apetecía escuchar música, ni mirar televisión, ni seguir bebiendo, que si la acompañaba a la cama…

¡Pues claro!, le dije con la mirada.

Como iba un poco tocado y yo cuando bebo soy menos tímido de lo habitual, no lo dudé y le pedí que me hiciera una mamada para que se me fuera poniendo bien dura. La chica aceptó y yo no pude esperar y me la llevé al sofá de eskay del salón en lugar de al dormitorio. Allí me enseñó su redondeado y bonito culo mientras se bajaba los pantalones y se sentaba a mi lado, donde yo ya estaba preparándome para que me la chupase.

Noté que se estaba poniendo muy cachonda mientras lo hacía, pero lo que no podía ver, porque ella estaba un poco más al borde del sofá y estaba casi de espaldas a mí, es que estaba empalmadísima, la polla se le salía del tanga, y solo me di cuenta de este hecho cuando ella, después de un rato de saborear mi verga por diferentes ángulos, se terminó de dar la vuelta, se quitó el tanga y me dijo:

—Venga, ahora chúpamela tú a mí…

En ese momento se me quedó cara de idiota. Me había ligado a una negra transexual, y yo no sabía qué decir ante semejante verga, ¡si la tenía más grande que yo!

En fin, menos mal que al final, alcohol mediante, conseguí concentrarme, probé la experiencia de chupar un pene y de follarme a una transexual por el culo. Creo que tengo por ahí la grabación que hicimos con el móvil…

 

(Más videos transexuales gratis en el enlace)

Otros Artículos Recomendados:

  • verga masgrande cojiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *